Charla completa Judith Butler: “Un feminismo transexcluyente no es feminismo”

Mirá la charla que mantuvo la pensadora con las fundadoras de Ni Una Menos: Cecilia Palmeiro, Marta Dillon y Verónica Gago.

12-04-2019

En su segunda visita a la Universidad, Judith Butler, filósofa que se ha especializado en la teoría queer y la perspectiva de género, estuvo presente en la Mesa Redonda: Activismo y Pensamiento organizada por la Maestría y el Centro Interdisciplinario en Estudios y Políticas de Género. Allí, habló de la lucha feminista latinoamericana, la importancia de mantener la unidad como movimiento a pesar de las diferencias y la legalización del aborto, entre otros temas de actualidad. 

En relación al debate que sucede en Argentina sobre la legalización del aborto, Butler opinó: “El Estado ejerce sobre los cuerpos una moralidad cristiana y la ley termina siendo una violación. Entonces, es una legislación criminal”. Además, destacó que es necesario preguntarse quién tiene el poder sobre el cuerpo de las mujeres y que la respuesta es sencilla: le pertenece a la persona gestante.

"Me parece que el feminismo es el movimiento que está en la mejor posición de oponerse al fascismo"

También habló sobre la rama más radical del movimiento, que quiere excluir a las personas trans u homosexuales del feminismo, y les respondió que la categoría “mujeres” es histórica y ha ido cambiando a lo largo del tiempo para pasar a ser mucho más inclusiva. Por eso, destacó que no somos enemigos, estamos todos juntos en la lucha contra el opresor.  “Nuestro enemigo es el régimen patriarcal, homofóbico y capitalista”, exclamó.

"No rechazamos el enojo, lo recibimos: vengan con su enojo. A partir de él, podemos identificar qué es lo que los hace sentir impotencia para que puedan salir del lugar de víctima".

En relación al colectivo Ni Una Menos, Butler distinguió que su éxito radica en la capacidad de agrupar diferentes movimientos. En este sentido, habló de la fragmentación como un conjunto inevitable de conflictos con el que debemos aprender a convivir si se quiere conformar un movimiento más fuerte y sostuvo que “el resto del mundo está observando y aprendiendo de los ejemplos de acá”.