Un videojuego que combina música y aprendizaje

La novedosa aplicación fue creada por un docente de la Universidad y premiada en el concurso UNTREF Emprende.

14-05-2018

El músico y docente de la UNTREF Antonio Zimmerman creó un innovador videojuego musical con la participación de estudiantes de la Ingeniería de Sonido y las licenciaturas en Artes Electrónicas y Música. Bautizado como Oír-Enseñándole música al mundo, se trata de una aplicación para dispositivos móviles IOS pensada con fines lúdicos pero también como complemento para enseñar música y hasta para ser usada por compositores.  

Como explicó su creador, la idea surgió en 2013, cuando tuvo su primer teléfono inteligente. “Me planteé qué otra cosa podía hacer con él además de ser un simple usuario, cómo podía generar algo creativo”, rememoró. El concepto estuvo inspirado en el Simon, aquel juego de 1978 que consistía en un plato negro con cuatro teclas de colores distintos a las que les correspondía un determinado sonido. Como aquel, este es un juego de memoria, “pero la diferencia es que en Oír no solo hay que acertar la tecla sino el ritmo”, agregó. 

Además de ejercitar la memoria musical, sirve para practicar la precisión rítmica, algo que hasta el momento no se había desarrollado. “La idea es que la gente se divierta, la pase bien y mientras tanto aprenda un poco”, señaló. Esas melodías son creadas por el programa a medida que se avanza en el juego, y los usuarios pueden elegir entre distintos niveles de complejidad. Además, el videojuego dispone de tres vidas, ayudas visuales, animaciones, cuenta regresiva y poderes especiales.

Tal como apuntó el inventor, investigaciones académicas recientes enfatizan la importancia de la música en el aprendizaje. “Por un lado nos conecta con las emociones, y por el otro nos brinda una serie de beneficios neurocognitivos”, indicó. Para él, la música actúa sobre el cerebro como una especie de “megagimnasio, estimulando la parte motora, del lenguaje y de la memoria a largo y corto plazo”.

De acuerdo a Zimmerman, enseñar y aprender música muchas veces se convierte en algo exclusivo, con la gente optando por tomar clases particulares en vez de aprender colectivamente. En ese sentido, Oír se plantea como una herramienta que hace accesible el aprendizaje musical a un grupo numeroso. Es un complemento que también permite que jueguen dos personas a la vez, creando melodías en conjunto. “El juego es un lugar para equivocarse tranquilos, hay muchos chicos que tienen vergüenza de tocar en público”.  

Como reconocimiento a su inventiva, el docente y su equipo fueron galardonados con el primer premio del concurso UNTREF Emprende por el que recibirán 25 mil pesos y accederán a una mentoría con profesionales. El concurso estuvo organizado por el Centro de Innovación y Desarrollo de Empresas y Organizaciones (CIDEM) de la UNTREF, que apoya los proyectos innovadores y ofrece capacitaciones para el desarrollo productivo.

Si querés saber más sobre el proyecto, escuchá la entrevista a Antonio Zimmerman en Estación UNTREF: